Detalles a tener en cuenta a la hora de buscar y contratar a un redactor de contenidos

En plena alerta sanitaria con casi la totalidad de la actividad de pequeñas empresas y autónomos parada, hay un sector que no para de crecer y que no se ha visto afectado por tal parón en la cadena de productiva, y ese no es otro que el relacionado con la redacción de contenidos.

Con la llegada de internet, nuevos perfiles de trabajos se han creado y entre ellos, el redactor de contenidos, ya que alguien tiene que estar detrás de un ordenador escribiendo para que tu puedas leer contenidos como este, está en pleno auge ante la proliferación de comercios que han dado el salto digital, así como el nacimiento casi a diario de nuevos periódicos digitales.

La realidad, es que, con tanta plataforma de freelances, no es complicado encontrar servicios de redacción muy económicos, pero seguro que te encontrarás con una baja calidad en el desarrollo de los mismos, por eso sería importante, a poder ser, que tuvieras en cuenta todos estos detalles si al igual que otros muchos particulares y empresarios, estás buscando un buen redactor.

Rastro digital: encontrar valoraciones, opiniones o referencias en redes sociales o realizando búsquedas relacionadas en webs como Google sobre el redactor o la empresa que ofrece estos servicios, te ayudará a conocer en cierto modo su pasado y lo que han hablado sobre su trabajo antiguos clientes.

Si bien, la competencia es mala y estos comentarios pudieran ser reales, lo mismo sucede para ser justos, en creadores de páginas web que intentan incentivarte con testimonios totalmente inventados, como lo pudieran ser en páginas de valoraciones, de todos modos, internet nos ofrece múltiples sitios de información para cualquier búsqueda, por lo que no tengas prisa y compara pierdas el tiempo que pierdas, tomar una buena elección a futuro te hará recuperar e incluso ganar mucho más tiempo del que hayas podido perder. 

Muestras de trabajos realizados: no es necesario que tampoco abuses de la bondad que pueda tener el redactor de contenidos y para ver su calidad, le solicites que te realice un contenido de prueba, como entenderás, si lo hace con todos sus nuevos clientes, estaría trabajando gratis casi la totalidad de su jornada laboral y para ser honestos, es un trabajo agotador no física, sino psicológicamente.

Tiempo de entrega: en este sentido y tras consultar a diferentes empresas del sector de redacción de contenidos, entre otras y no está demás agradecerlo por el tiempo que nos ha dedicado, hablamos de Copymasseo, nos indican que es muy habitual encontrarse con pedidos con el asunto de urgente, dado que la actualidad manda y lo que hoy escribes, mañana puede estar anticuado.

Por eso es primordial, también entendiendo las posibilidades de cada empresa, que la misma disponga de plazos razonables de entrega una vez que hayas realizado el pedido.

Posibles modificaciones: una vez recibido el contenido, no siempre vamos a estar de acuerdo con el texto entregado, más aún si este es enviado por nuestra agencia a un tercer cliente, que nos solicita hipotéticos cambios.

Es importante antes de cerrar cualquier pedido, conocer la disponibilidad de la agencia de redacción de contenidos o el redactor, a la hora de solicitar pequeños cambios y ajustes en el texto recibido.

Formas de pago: por otra parte, dado el gran número de ofertas disponibles en busca de redactores, es un sector donde existe un gran volumen de economía sumergida y esto hace que ante cualquier reclamación o problemática, no tengamos forma de demostrar un posible pago como es recibir un presupuesto previo y la propia factura terminado el trabajo, como consumidor, tienes derecho a ella y servirá como el justificante en tu haber que te permita demostrar la compra de este y cualquier otro servicio.

Si bien dejamos muchos otros puntos en el tintero, esto son entre otras cosas, los puntos que deberías tener en cuenta antes de lanzarte al primer mensaje llamativo con el que te encuentras navegando por la red ofreciendo servicios de redacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *